¿Conoces el Design Thinking?

Design-thinking

El Design Thinking es una metodología de innovación que utilizan los diseñadores para resolver problemas en su campo, trasladada a la educación. Surgió en los 70 en la Universidad de Stanford. Popularizada en 2008, propone alinear las necesidades de las personas con aquello que es tecnológicamente posible actualmente, utilizando elementos visuales para atraer la atención de los estudiantes y los impulsen a resolver en equipo.

Como os hemos comentado otras veces, es un hecho que el sistema de sentarse a recibir la información en el aula es obsoleto. Hoy en día lo que necesitamos son estudiantes capaces de hallar soluciones innovadoras a los problemas. El Design Thinking, ofrece las herramientas para formar estudiantes más creativos!!.

Estrategias del Design Thinking.

Compartir propuestas para solucionar un problema acorde a su edad. Trabajar en equipo o en grupos reducidos, exponiendo los resultados frente a los demás. Experimentar propuestas por sí mismos para probar su acierto o desacierto, sin importar cuán descabellada sea la idea.

Descubrir. Comprender los desafíos a los que se enfrentan. Los profesores no deben participar en la definición del problema sino que los niños lo deben descubrir por ellos mismos. El brainstorming es una herramienta  estupenda para esta línea de pensamiento. Nunca subestimes una propuesta o inhibirás la imaginación de los más pequeños, infundiéndoles temor al ridículo. Es más interesante que ellos mismos sean quienes desechen las ideas al comprobar que no actúan como esperaban.

Interpretar. Seleccionar los datos que sevirán para resolver el problema. Tomando en cuenta la coherencia de los materiales y su importancia en relación al problema. Discutir sobre ello para idear un plan de acción en función de las opciones que manejan, en orden de prioridad y siempre en un contexto colaborativo.

Experimentar. Explorar los caminos elegidos para ver si realmente funcionan. En esta fase es fundamental equivocarse para fomentar búsquedas alternativas, hasta llegar a  la solución natural del problema, partiendo de la innovación.

Motivar a los niños a encontrar otros caminos, plantearles qué más pueden lograr y compartir sus hallazgos con la sociedad. Este reconocimiento de los demás es fundamental para que una actividad cobre importancia, pues psicológicamente es saludable que los demás nos feliciten por nuestros logros para seguir experimentando.

El Design Thinking es una metodología que persigue desarrollar habilidades como la observación, la escucha y la prueba constante. Equivocarse forma parte fundamental del proceso. En Imagina la conocemos bien.

Si no nos equivocamos no podemos ser Creativos!!

Anuncios